When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Bradley Cooper ya es un ganador

por Juan Sanguino.

Hay estrellas que Hollywood nos impone a la fuerza, nos gusten o no. Como Ryan Reynolds o Colin Farrel. También las hay inexplicables, como Vin Diesel o Paul Rudd. Últimamente es muy tendencia querer ser el primero en coronar al “mejor actor de su generación” para luego colgarse la medallita de haberle visto primero. Ya sabemos lo bien que salió eso con Mickey Rourke o Edward Norton. En este último grupo tenemos a Adam Driver, Miles Teller u Oscar Isaac, precipitadamente catalogados como “actores de carácter”, básicamente porque son feos. Oscar Isaac de momento lo único que ha demostrado es ser verdadero veneno para los Oscars: Drive, Inside Llewyn Davis y El año más violento fueron ignoradas por la Academia. En un sorprendente giro de acontecimientos, la primera película multinominada de Oscar Isaac va a ser El despertar de la fuerza. Adoro cuando Hollywood hace lo que le da la gana.

Bradley 1

“Soy un actor de carácter porque no me depilo las cejas”

Pues bien, Bradley Cooper no encaja en ninguno de estos grupos, y paradójicamente está a punto de convertirse efectivamente en el mejor actor de su generación. Hollywood no le ha regalado nada, de hecho las probabilidades de que se convirtiese en una estrella eran mínimas. La fama le llegó con 33 años, 15 más de los que tenían Brad, Leonardo o Depp cuando destacaron, y parecía relegado a comedias de machotes que eructan cada 30 minutos hasta que llegaron sus 3 nominaciones seguidas. Una hazaña lograda solo por 11 actores antes que él.

En este momento algunos insinúan que ante la radical división de voto entre Michael Keaton y Eddie Redmayne, Cooper podría ganar el Oscar el domingo. Un paso más en su tardía pero impecable carrera. Pero vayamos por partes.

 

2000-2008: Eres demasiado feo para Hollywood

Bradley interpretó a Will Tippin en Alias, que era el pagafantas de Jennifer Garner. La poca vergüenza de Hollywood para colocar chulazos en papeles de “amigo feo” es fascinante. Michael Vartan era el guapo, pero sería la única vez en la que las cosas le fueran mejor que a Cooper. Pobre Sydney Bristow, tenía que elegir entre un tío que estaba buenísimo y otro tío que estaba aún más bueno. Y aun así la muy pava se pasaba toda la serie llorando.

bradley 2

“¡Otra vez están poniendo a Jennifer Lopez en la radio!”

Su precipitada salida de Alias estuvo motivada por su adicción a los estupefacientes y el alcohol. Recordemos que a Hollywood no le importa que seas drogadicto siempre y cuando seas muy famoso, pero Bradley no era nadie y no podía permitirse ser yonqui tan pronto. Su carrera parecía condenada a intepretar a víctimas y/o asesinos en Mentes criminales  y Navy, hasta que llegó Resacón.

 

2009-2011: Me he puesto tetas

El agente de Bradley le dio un consejo que cambiaría su carrera: “cambia la farlopa por esteroides y ponte cachas”. Era su última baza y no tenía que perder. Por aquel entonces salía con Renee Zelwegger, así que no me extraña que se pasase el día en el gimnasio para evitar volver a casa. Nunca sabía con qué cara se iba a encontrar.

bradley 3

” -Cari no me vomites en la cazadora que esta no es de polipiel.
-Me he meado encima”

Sus nuevas tetitas enseguida empezaron a darle trabajo (tremenda moraleja hay ahí), Resacon en Las Vegas fue un taquillazo (467 millones para 35 millones de presupuesto, la mitad serían para pagar las prostitutas que correteaban por el set) y triunfó entre los espectadores que no distinguen entre el precio de la entrada y la hora del pase: los votantes de los Globos de Oro, donde ganó a Mejor Comedia o Musical.

Y para música la del contable de Bradley Cooper, que encadenó bodrios mientras sus abdominales cobraban su propio sueldo. Su carrera seguía estando plagada de bazofia, pero al menos alguien la veía, y él ganaba dinero como si fuese un político de Marbella (desde luego se peinaba como uno de ellos).

bradley 4

” -¿A qué hora hemos quedado en el Calderón?
-A las 9 de la mañana”

Y de repente se convirtió en un gran actor.

 

2012-hoy: David O Russell hace algo bueno por alguien por primera vez

El lado bueno de las cosas era una chorradita que podía haber pasado desapercibida (como toda la filmografía de Robert De Niro desde 1995), pero que Hollywood decidió que era un clásico instantaneo de la comedia americana. A su favor, Jennifer Lawrence haciendo lo que mejor sabe hacer (de chica borde que permanentemente parece que tenga diarrea) y Bradley Cooper intepretando a un tío que está buenísimo aunque nadie parece darse cuenta porque está loco. Y sabemos que está loco porque en una escen sale a correr con una bolsa de basura encima del chándal, porque el resto del tiempo no es más que un tipo que grita sin venir a cuento y habla todo el rato aunque nadie le haya preguntado.

bradley 5

“¿No tenéis una bolsa de basura que me marque más los pectorales?”

Ocho nominaciones al Oscar, incluida una para Cooper, avalaron la trayectoría de El lado bueno de las cosas. Con este precedente, no debería habernos sorprendido que La gran estafa americana arrasase en las nominaciones, por mucho que no fuera más que la scary movie de Uno de los nuestros. David O Russell es la peor persona de Hollywood, disfruta vejando a sus actores y no puede dejar de mover la cámara porque no soporta que nos olvidemos que él está ahí detrás. Hollywood recompensó a sus actores con nominaciones gratis para todos, como premio por haber soportado que O Russell les apagase cigarrillos en los brazos cada vez que se equivocaban en una línea.

bradley 6

“Llamad a la policia por favor”

 Por si todavía no creéis que Bradley Cooper es un auténtico ganador, dejadme que os diga que además era productor ejecutivo de las dos películas. Como si el favor no se lo estuviese haciendo la productora a él, dándole buenos (“buenos”) papeles cuando su carrera estaba basada en tirarse pedos y ponerse mechas rubias.

En su última película (y dentro de nada el mayor éxito de su carrera) Bradley es directamente productor, así que la nominación a mejor película de El francotirador también es para él. En la película su personaje tiene más disparos que lineas de diálogo, y se siente culpable en un par de escenas pero qué se le va a hacer. Hay gente que utiliza su puntería para conseguir peluches en la feria y otros para matar 170 iraquíes que eran malos porque eran moros. Supongo.

 bradley 7

” -Yo sí que tengo puntería.
-QUE ALGUIEN ME LIGUE LAS TROMPAS.

El público americano ha respondido en un fenómeno similar al de La pasión de Cristo: hordas de americanos han salido de su caravana para llevar a su mujer o su hermana (generalmente son la misma persona) al cine y vitorear cada vez que hay un festival de sesos. Es como el Resident Evil, pero con terroristas de 11 años. ¿Cómo no iba a ser un éxito? Lo mejor de dos mundos.

Esta semana El francotirador se estrena en España, y supongo que será un exitazo. Viene respaldada por el fenómeno en Estados Unidos, y por alguna razón en Europa nos importa mucho lo que piense el público americano.

 bradley 8

Espectador medio de Albacete.

 

Pase lo que pase el domingo, Bradley ya es un triunfador. A estas alturas, nunca será el número 1, pero tampoco le hace falta. Su físico de buen americano parece decir “vivo en Los Ángeles pero mi corazón siempre estará con Kentucky”, que desayuna cereales y huevos escalfados mientras abrillanta su rifle, y que puede que tenga novias negras, pero son negras de mentira.

 bradley 9

” -¿Quieres pistachos, la de Avatar?
-¿Cuándo vas a empezar a llamarme Zoe?
-Cuando te peines.

No nos hemos dado cuenta de cómo ha pasado, pero Bradley creyó en su talento cuando nadie más lo hacía. Ahí hay una lección de vida. Y si no te funciona, siempre te puedes ir a matar árabes. Si hacen una película con un actor guapo, todo el mundo creerá que fuiste un héroe. Si tu papel lo interpreta Christoph Waltz, la muerte nunca será más tronchante.

Gracias a Hollywood sabemos que no hay nada mejor para salir de la rutina que irse a la guerra. Y ahí también Bradley Cooper encontraría la forma de ganar dinero.

162436213LE00001_Miu_Miu_Fr

Moraleja: si Bradley Cooper te deja por whatsapp, hazte un moño.

9
0