When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Julianne Moore no está muerta

por Juan Sanguino.

¿Recordáis cuando hace 12 años Julianne Moore tuvo dos nominaciones al Oscar y no ganó ninguna? “Ya tendrá más oportunidades”, pensamos todos. Con semejante ratio (4 nominaciones en 6 años), Julianne demostró ser un juggernaut de los premios. Igualita que Glenn Close y sus tres nominaciones consecutivas recién arrancada su carrera. ¿Y qué tienen ambas en común? Dos cosas: que siguen esperando su Oscar y que Meryl Streep les ha jodido la vida.

Cuando una actriz madura afronta su carrera en Hollywood (y con “madura” quiero decir “mayor de 25 años”, así que Julianne es un fósil) su agente debe responder una simple cuestión: “¿qué puedes aportar al mundo que no tenga Meryl?“. Helen Mirren lo tiene claro, es británica. Pero como Meryl es perra vieja aprovechó que Helen se estaba estirando los párpados (en serio, aparenta 13 años) para interpretar a Margaret Thatcher y echar a Helen de Hollywood a patadas. Julianne ha sido más lista, y sabe que tiene algo que Meryl ni huele: pura clase.

The Weinstein Company And Netflix Golden Globes After Party - Arrivals

En serio, he visto niñas haciendo la Comunión con más arrugas.

Meryl Streep no podría haber aparecido en Un hombre soltero porque es incapaz de pintarse la raya del ojo sin parecer Danny DeVito en Batman Vuelve. Julianne ha explotado su magnetismo, pero lo ha vendido demasiado barato. Cuando un admirador la entrevistó y le dijo “te adoro, he visto todas tus películas”, ella respondió muerta de vergüenza “pues anda que no te has tragado mierda”. La propia Julianne ha reconocido que su criterio para aceptar un papel se reduce a si la película se rueda cerca de su casa. Actriz. Cautivadora. Leyenda. Vaga de mierda.

julianne 3

“Yo no te voy a urgar en la mierda. No soy Laura Dern”

Y no será porque no le hemos dado oportunidades. Tras aparecer en La mano que mece la cuna (los invernaderos solo pueden traer malas noticias), el estudio luchó por mantener su personaje de enfermera lista y encubridora de asesinos con buen corazón en El fugitivo, el mismo año en el que ella demostró ser pelirroja natural en su monólogo con el chocho al aire de Vidas cruzadas. ¿Y para qué utilizó ella su privilegiado estatus en Hollywood? Para rodar Nueve meses, Asesinos y Parque Jurásico: El mundo perdido. Julianne quiere tu dinero y lo quiere ahora.

julianne 2

“A ver… a la izquierda, activar aspersores; a la derecha, muere zorra muere. Ay no sé”

Lo que la ha mantenido en lo más alto (esto y que hace guardia a la puerta de la casa de Meryl para agenciarse los guiones que tira a la basura) es que cuando Julianne brilla, no hay nadie como ella. Las hay más solventes, y con filmografías más dignas, como Amy Adams o Robin Wright, pero si Julianne se remanga y se ensucia con sus personajes, es un animal interpretativo incomparable. En una reciente mesa redonda del Hollywood Reporter, Julianne comenta que ha aprendido a no angustiarse si su interpretación no está a la altura. “Si ese día no te sale llorar, no pasa nada, busca herramientas distintas para expresar dolor”. Demuestra una vez más ser consciente de sí misma y de su profesión. Demuestra esa honestidad que a pesar de todo le ha mantenido viva en la industria todos estos años.

Esto explica que Julianne haya pasado total de encadenar papeles de mujer tan elegante que hasta llora con el visón puesto, y la vida le castiga por ser guapísima. No es sano mentalmente meterse en la piel de tantas sufridoras seguidas, y el público se cansa. Por eso Julie no dudó en decir sí a Evolution, Hasta que el divorcio nos separe, Next, el remake de Carrie, Non-Stop o El séptimo hijo. Madre mía. Solo espero que esas pelis se rodasen MUY cerca de su casa, porque merecen que Corea del Norte destruya todas las copias.

julianne 4

“En mi contrato decía que el maquillaje era water-proof”

En defensa de Julianne, quiero apreciar su valentía. Ella no tiene miedo a nada, ni a hacer películas que hasta Susan Sarandon rechazaría ni a entregarse física y emocionalmente a su director. Al margen de que la muy desgraciada haya trabajado para Spielberg (a quien rechazó en Inteligencia Artificial) y Gus Van Sant en dos bazofias del calibre de El mundo perdido y Psicosis (su mayor “¿en qué COÑO estábas pensando, Julianne?”, y tiene muchos), también se ha arriesgado con autores tan complejos como Robert Altman, Paul Thomas Anderson, los hermanos Coen, Neil Jordan, Stephen Daldry, Todd Haynes, Alfonso Cuarón, Fernando Meirelles, Tom Ford o David Cronnenberg. La escena de Mapa de las estrellas en la que Havana Segard (un personaje que merecer ser icónico para cualquier mitómano) habla de lo desesperada que está por que Hollywood le haga caso mientras caga demuestra las agallas y visceralidad de Julianne como actriz.

julianne 5

“Mi filmografía es una diarrea pero en la vida real estoy estreñida”

¿Sabéis quién no haría eso delante de una cámara ni loca? Así es. Meryl Streep. Para empezar porque me cuesta creer que Meryl cague, y porque si algo caracteriza la carrera de la mayor nominada al Oscar de la historia (y por tanto también la mayor perdedora) es que solo trabaja con directores pringaos que ella pueda mangonear.

julianne 6

” -Vamos a rodar otra toma.

-QUE HE DICHO QUE NO.”

Julianne estaba a una comedia de mierda más de acabar en Showtime (agujero del que sabemos que nunca se sale), pero este año ha protagonizado la temporada de premios gracias a Siempre Alice. Mucho se ha hablado de que Julianne estaba harta de ser una segundona y fue a lo fácil: interpretar a una enferma degenerativa que le dé los premios que se merece. La Academia respiró tranquila, porque ya podían recompensar a una actriz única sin tener que premiar ese papel en el que expresa su frustración profesional con diarrea. Una enferma despeinada siempre es más asequible para la Academia que una cabrona enajenada.

julianne 7

“Yo tengo alzheimer y no sé lo que es una peluquería. ¿Pero cuál es tu excusa? ¿Vas a salir así a la calle? ¿Qué van a decir las vecinas?”

Pero yo quiero defender de nuevo a Julianne (mi verdadera intención con este artículo, como cuando le dices a tu amiga que está hecha un asco para que renazca de sus cenizas y tire esos leggins fucsia de una vez), porque me parece injusto que se reduzca su trabajo en Siempre Alice al de “enferma de Oscar”. La película no se regodea en la última fase de la enfermedad, sino que cuenta cómo una mujer acomodada e inteligente se enfrenta al miedo a marchitarse. Y Julianne triunfa, como lo hace en Los juegos del hambre. Sinsajo en ese discurso que transmite que ella ha venido a jugar y que está encantada de poder pagar la hipoteca haciendo lo que más le gusta: interpretar sin esforzarse.

julianne 8

“¿Me firmas un autógrafo, Marcia Cross”

Que a Julianne Moore se le debe un Oscar está fuera de toda duda, pero pongamos las cosas en perspectiva. Nos da pena porque es guapa y reina, pero el sonidista Kevin O’Connell ha perdido 20 veces y nos importa una mierda. ¿Por qué película iba a ganar el Oscar Julianne durante los últimos 10 años? La pobre solo ha hecho basura, y me da la impresión de que no le han ofrecido otra cosa. Como a la guarra del pueblo a quien los hombres ya no toman en serio, Hollywood a menudo ha visto a Julianne como una gran actriz de carácter que no dice que no a nada y que te apaña el reparto si le tiras un par de millones de dólares a la cara. Lo único que ha rechazado es Caza legal, que acabó siendo protagonizada por Cindy Crawford. Así de jodida está la imagen de Julianne en la industria.

julianne 9

“¿Cuándo coño rodé esta película?”

Ser actriz madura en Hollywood es una pesadilla, y Julianne hace lo que puede. Perdió la oportunidad de protagonizar Gangs of New York porque se hizo vieja esperando a que comenzara el rodaje. Yo personalmente celebro que haya vuelto a recordarnos que no hay nadie como ella y que es muy lista aprovechando que Meryl está distraida para adueñarse de papeles tan potentes como el de Alice. Si no gana el Oscar, igual acaba ganándolo por Freeheld, un drama de juicios (gracias, vida) en el que interpreta a una policía lesbiana que lucha porque su novia mecánica (Ellen Page, 47 años más joven que ella y a la que debió conocer en la graduación de su nieta) reciba una pensión tras su inminente muerte. Julianne no bromea. Solo quiere el Oscar para poder tirar el resto de premios a la basura. Como Havana Segard, pero con el tránsito intestinal y los valores morales un poco más regulados.

julianne 10

“¿En serio que me parezco a Marta Sánchez?”

Al fin y al cabo, Julianne tiene que darse prisa, porque su victoria sería la séptima actriz más vieja en ganar el premio. Moraleja: hay pocas oportunidades para las momias en Hollywood, terreno hostil para viejas. Así que no va a parar de intepretar enfermas hasta que le den su Oscar, cuanto más terminales mejor, y luego ya volverá a hacer comedias indingas. El público no va a recordarla por ellas de todas formas. Si pierde, será contra Rosamund Pike, cuya abrasiva y fascinante interpretación de Amy Dunne en Perdida recuerda mucho a la propia Julianne. Ambas enfocan sus personajes de manera visceral, interpretan con las entrañas y nunca, nunca sabes a ciencia cierta lo que están pensando. Pero sabes que están maquinando mil cosas a la vez. Amazing Amy no es una loca del coño como Glenn Close en Atracción fatal. Amazing Amy es una mujer cuya batalla emocional interior colapsa sus decisiones.

Eso es lo que convierte a Julianne Moore en una leyenda. Su legado, y su coraje a la hora de enfrentarse a personajes permanentemente al borde del precipicio, que ha inspirado e inspirará a generaciones enteras de actrices.

julianne 11

“La quiero muerta”

8
7
  • Krdo

    jajajajajaa esto esta de ostias ….jajajaja que culpa tiene Meryl de ser tan buena………. pero a nuestra Julianne le deben ese oscar desde que Nicole Kidman se lo robo …por esa pelicula…. las protesis ……… JUALIANNE no puede perder ……..aunque Rosamund Pike esta hecha una reverenda perra en gone girl ……….. ese oscar es para JUALIANNE

  • miaac24

    Es una lastima que este sea su oscar, no he visto su película y no dudo de que estará bien pocos se quejaran por que lo merece pero creo que dentro de 10 años la gente recordará más a Amy Dunne (el personaje femenino del año) que a Alice, este año no hay una interpretación favorita (Cate Blanched, Natalie Portman) ni es el año de elegir una cara nueva de moda (Jessica Chastain vs Jennifer Lawrence ambas me parecen buenas actrices buenas interpretaciones, pero ninguno de sus papeles me pareció el personaje del año.

    Este año para mi personaje favorito Amy Dunne, interpretación Marion Cotillard (aun no he visto still Alice ni Wild. Se lo llevará Jullianne y aplaudiré por que se lo merece.

    Por cierto, hagallas hace daño.

  • Lilian

    Rosamund y Marion están mejor y tienen mejores películas, sin embargo, como todo el mundo siento que Juliane lo merece y difícilmente tendrá otra oportunidad para ganarlo. Deberías sacar un artículo de la nominación de Cooper un actor mediocre que paso 15 años haciendo mierda (como el ganador del año pasado) y que lleva ya 3 nominaciones. Después todos nos preguntamos si realmente merecía estar nominado. Clint y el patriotismo nos la han vuelto hacer.

    • Ivo

      Bradley Cooper no es un actor medioce, el hecho de que a personas como tú, aún les cuesta reconocerlo es otra cosa..Solo el hecho de que hablas así sin haber visto American Sniper es más que suficiente para hacernos una idea de tu objetividad…

    • Patty

      Yo opino igual que tu y Miaac,Rosamund hace un papelón pero a Julianne ya le toca

  • Crunxi

    Te he pillado una falta Juanillo:
    “…Hollywood a menudo a visto a Julianne como…”

    😉 Estaría bien que se lo dieran de una vez, estoy un poco cansada de Meryl…

  • Juan Sanguino, ofensivo hasta con las actrices que defiende… Sigue así, este blog no seria lo mismo sin tus pasadas de rosca.

    Por cierto, no sabia que en Vidas cruzadas se le ve el parrús, ahora tendre que verla.