When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Lo mejor de Hollywood 2014. Parte 2

por Juan Sanguino.

Continúo mi repaso a los mejores momentos que nos ha dado Hollywood durante 2014, tras la primera parte. Varios lectores no han perdido la oportunidad de destacar que critico a Peter Jackson por dividir El Hobbit mientras yo hago lo mismo con mis propios artículos. Meta-Oportunismo. Meta-SoyLaMismaMierda. Pero por muy corrompida que esté mi percepción del show business, he optado por no escribir sobre el escándalo de las acusaciones de que Bill Cosby drogaba a sus fans para abusar de ellas. Demasiado repugnante hasta para esta columna.

5. Ni hombres, ni mujeres, ni niños, ni Dios fue a verla.

Personalmente me fascina el catastrófico fracaso de la última de Jason Reitman. La crítica destrozó la película, subrayando la condescendencia del mensaje y lo conservador de las tramas: las redes sociales son malas y son el origen de todos los problemas de nuestra sociedad. Dime algo que no sepa, Jason. Insultantemente conservadoras, por cierto, ya eran Juno y Young Adult, disfrazadas de irreverencia con diálogos ingeniosos y casas llenas de envases vacíos.

h2 1

“Soy mala porque quiero robarte a tu hijo y luego colgarlo en Instagram”

Percibí mucha saña contra el director por parte de los periodistas, primero porque le tenían ganas por culpa de su prepotencia demostrada cuando se “disculpó” por Una vida en tres días (a la cárcel tenías que ir) diciendo que la gente no había entendido la película; y no olvidemos cómo “promocionó” Up in the air rabiando porque habían acreditado a un co-guionista cuando él mantenía que el guión era enteramente obra suya. Conviene recordar que la acreditación de autoría es determinada por el Sindicato de Guionistas, que lee todas versiones reescritas del guión (sin conocer el autor de cada una de ellas) y la versión final, basando la acreditación en el porcentaje que cada reescritura ha aportado al guión finalmente filmado.

Lo que me interesa del desastre económico de Hombres, mujeres y niños es que hay películas con críticas atroces que recaudan mucho dinero. El gran público no lee críticas. Vale que esta peli no está hecha para hacer dinero, siendo sus prioridades hacernos sentir mal por tener facebook, recordarnos que Jason Reitman es mejor que nosotros y con suerte arañar nominaciones a premios. Pero los 700 000 dólares recaudados en USA (tras unas humillantes 6 semanas en cartel) y el patético millón de dólares en el resto del mundo indica que todo el mundo ha tenido la misma sensación de querer huir de la película.

h2 2

Adam Sandler dándonos lecciones de vida. Que Corea del Norte haga algo al respecto YA.

Esta es una película que huele mal, que apesta a condescendencia y encima mal hecha (y plagiando Disconnect, de Henry Alex Rubin). Hollywood no siempre consigue colársela a los espectadores, porque hay pelis tan espantosas que dan malas vibraciones al público, como Campo de batalla: La tierra, Pluto Nash o El llanero solitario. Todos hemos olvidado ya Hombres, mujeres y niños, y tras ella solo queda la impresión de que a Jason Reitman por fin el karma le ha dado su merecido.

4. Tim Burton y Helena Bonham-Carter, separación de bienes y de higienes

Que haya agrupado este repaso como “lo mejor de 2014” no quiere decir que me parezca fabuloso que Tim y Helena se separen. El fin del amor siempre es una desgracia, especialmente si se trata de una pareja tan meant to be como esta. Su matrimonio ha sido un ejemplo de que lo de “los perros siempre se parecen a sus dueños” a veces también afecta a parejas heterosexuales (en el mundo gay enrollarse con gente igual que tú lleva siendo tendencia 5 años).

Los amigos de la pareja echarán de menos esas cenas de Navidad en ese salón lleno de calaveras y sarcófagos, y esas sobremesas jugando a las películas con Johnny Depp hasta que los invitados se cansaban de fallar creyendo que siempre estaba haciendo Piratas del Caribe. Nosotros echaremos de menos esa actitud de “invierto mis millones en momificar las mascotas, no en ropa”, y esos pelos que llevan sin lavarse desde que dirigió su última película buena.

h2 3

“-¡Que he dicho que no quiero ducharme!

– Cariño, tienes una araña viviendo en el sobaco.

– Se llama Elvira.

El cine no echará de menos su colaboración en absoluto, una de las peores de la historia. Desde que se casaron, Burton no ha hecho nada bien, y ella solo ha brillado en películas no dirigidas por él. Para más información, leed el audaz artículo de Rubén Linde en el que sugiere que Winona está detrás de esta ruptura. Ojalá se me hubiera ocurrido a mí. Winona está detrás de todo. A ver si ella consigue desenredarle el pelo a esos hijos, cuya custodia compartida les llevará de un lado a otro en carruajes conducidos por zombies.

3 Marvel quiere tu dinero y lo quiere ahora.

El modelo de negocio de Marvel se basa en el ansia desmedida y en un mensaje de acontecimiento similar al de Apple. El 2 de noviembre celebraron el “Marvel Day”, captando la atención de todos los cinéfilos del mundo soltando 7 logos y un teaser de una película que ni siquiera tiene reparto. Lo que más me atrae de ese evento es su discurso puramente mercantilista. Ya no se molestan en disimular que son una fábrica de películas, ni hablan de su calidad ni del proceso creativo.

h2 4

Ejecutivo de Marvel produciendo películas.

Hasta hace poco, hasta Nicolas Cage fingía que conocía el argumento de sus películas cuando las promocionaba. Marvel solo habla de franquicias, productos, muñecos y del dinero que van a hacer con ello. Ni una palabra acerca del contenido o del conflicto de sus historias. Han debido pensar que si el público va a tragarse cualquier cosa que estrenen, para qué van a molestarse en prestar atención a la calidad de sus películas. Marvel ha convertido la industria en un supermercado y en un buffet libre en el que los espectadores solo quieren salir con la barriga llena, tan rápido y tan ruidosamente que ni se van a enterar de lo que han comido.

2 Las estrellas tienen tetas, y el baño igual de alicatado que tú.

La filtración de cientos de fotos de actrices (y no actores) desnudas representa el lado más sórdido, injusto y desagradable de la fama. En internet todo vale, no hay límites y nuestra sociedad se caracteriza por fagocitar la información de forma insaciable. Es impensable que hace 50 años se hubieran publicado fotos privadas de Ava Gardner o Liz Taylor, ya que en aquella época la prensa respetaba la idolatría de las estrellas. Pero tal y como retratan películas tan audaces como La red social y Birdman (crónicas salvajes de nuestro tiempo), la imagen de las estrellas ya no les pertenece a ellas, sino al público. Y por tanto su vida también.

h2 5

“Y esta soy yo echándome la siesta en casa de Bill Cosby”

El escándalo ha servido para dos cosas: hacer famosas a un puñado de señoritas que probablemente filtrasen ellas mismas sus fotos para que alguien les hiciera caso y poner de manifiesto la repugnante reacción del público. “Que no se las hubieran hecho, guarras” es una mentalidad machista y cruel que olvida que salir en una película no significa que dejes de ser una persona con ganas de guarrear cuando tienes una noche libre.

1. La contraseña de Sony es “contraseña”.

El chantaje está mal. El terrorismo informático es una tragedia incontenible y peligrosa. Pero el hackeo y filtración de los e-mails de Sony es lo único bueno que ha hecho Corea del Norte en toda su historia. Gracias a ello hemos tenido acceso a la cutre gestión de un gran estudio, y hemos disfrutado de los engranajes de la industria a diario en una telenovela que se volvió adictiva para algunos de nosotros.

h2 6

“Mmmm prueba con 1 2 3 4”

Gracias a la publicación de estos e-mails hemos descubierto que los responsables de Sony Pictures son personas tan desgraciadas como nosotros. Estas son las conclusiones a las que llego tras leer detenidamente los e-mails.

1.Las campañas de promoción están diseñadas por chimpancés adiestrados para utilizar el Paint. Los pitufos tenía como armas la ecología, la amistad y el color azul. Elysium, el reparto multicultural, la amistad y el prestigio de Distrito 9. Las únicas pautas de la promoción de After Earth eran “Will siempre por encima de Jaden”.

h2 7

Tal cual.

2. No le toques los huevos a Scott Rudin. Sus desprecios hacia Angelina Jolie (“niñata malcriada con un talento mínimo”) o Megan Ellison (“desequilibrada inestable que si se toma su medicación te responderá a los tres días”) demuestran que Rudin es una persona horrible que sabe muy bien lo que quiere. Y lo que no quiere es darle 200 millones a Angelina para que David Fincher le dirija Cleopatra solo porque según Angie su guión de 700 páginas es estupendo (y asegura esto después de leerse solo 30 páginas). Ajena a este escándalo, Angelina llamaba como una loca a Universal para que organizase premieres de Unbroken sin famosos y llenas de parapléjicos. Scott tiene las cosas mucho más claras que Amy Pascal, presidenta del estudio que tenía miedo a llevarle la contraria a Jolie y que quería quedar a comer con ella porque “reunirse con estrellas siempre es divertido”, tal y como vemos en la siguiente foto. Divertidísimo.

Angelina Jolie, Amy Pascal

“-Holi, ¿me dejas 20 euros para el taxi?
-Te voy a romper las piernas y luego te invito al pre-estreno.”

3. La saga The Amazing Spiderman no da beneficios. Básicamente porque todo el dinero del merchandising es para Marvel, y porque el inútil de Jamie Foxx les ha debido estafar 40 millones por actuar tan mal como Uma Thurman en Batman & Robin.

h2 9

Power Point REAL del merchandising de Spiderman.
¿Quién no querría unos doritos con la cara de Andrew Garfield?

4. Todos los trabajadores se avergüenzan de contribuir a la carrera de Adam Sandler.

5. David Fincher es un sinvergüenza. Cuando Pascal le escribe un e-mail titulado WHAT THE FUCK con un link a un cóctel de noticias que incluye “David Fincher abandona el proyecto de Jobs” y “Adam Driver será el villano de Star Wars“, Fincher solo contesta “Ya, a mí tampoco me gusta Adam Driver”. JEFE.

6. Cameron Crowe es un hazmerreir. Amy Pascal explica que está hasta el moño de producir películas solo porque los actores le caen bien (Emma Stone), que el guión de la nueva peli de Crowe siempre fue una mierda y que el muy patético se ofreció para dirigir Jobs y ni siquiera le contestaron. A ninguno de los dos e-mails que les mandó. Solo hay una cosa peor que tocar fondo, y es que luego se filtre a los medios.

7. Mendigar a las estrellas es tendencia. Ese e-mail en el que un veterano representante de actores (que seguro le debía un favor a Amy Pascal) suplica a DiCaprio que acepte el papel de Steve Jobs porque seguro que le dará ese Oscar que tanto se merece y que él ya consiguió para Martin Scorsese (como si Scorsese no tuviera una legendaria carrera de 30 años antes de conocer a DiCaprio) da vergüenza ajena. Casi tanta como el hecho de que Leonardo ni se molestase en contestar.

8. Channing Tatum escribe exactamente como te imaginas que escribe. Con onomatopeyas y muchas mayúsculas:

On Jun 14, 2014, at 2:19 PM, “33& out inc C/O FULTON & MEY” <[EMAIL   REDACTED]> wrote:

F YOU TED !!!! SECOND OF ALLLL TIMMMMME BEEEOTCH!!!! COME ON     JUMPSTREETERS WE GOT CATE BLANCHETT WIT DIS BOX OFFICE             BITCHES!!!!!!!!
AAAAAAAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHHAHAAHHAHAHAHAHAHAHAHA
HHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAH
AHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHHAAHAHHAHAHAHAHAHA HAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAAAAAAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAH HAHAHAHAHAAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHHAHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAH AHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHA HHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHAH HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAAAAAAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAAHHAAHHAHAHAHAHAHA HAHHAHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHA HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAH AHAHAAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAA AAAAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAHAHAHAHAAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHHAHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHHA AHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHHAAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAAHHAAHAHHAHAHAHAHAHAHAH
AHAHAHAHAHHAHAHAH

Y todo esto por una película de mierda que a nadie le importaba hasta que los norcoreanos decidieron boicotearla y convertirla en película de culto instantaneo. Siempre he sabido que James Franco nos llevaría al fin del mundo. Ese personaje no puede traer nada bueno.

Lo verdaderamente fascinante de esta trama es que los meses previos sufrimos todo tipo de rumores acerca del proyecto de Jobs hasta la extenuación. De una forma mágica e intrínseca, estos e-mails le dieron la vuelta al escenario y nos mostraron todas las ridículas e infantiles negociaciones que hubo detrás del proyecto.

Para un amante de Hollywood no hay mayor regalo. Las miserias de la industria del cine solo engrandecen mi admiración por ella, porque si una pazguata como Amy Pascal ha conseguido ser presidenta de un gran estudio, nosotros podemos dominar el mundo. Ardo en deseos de descubrir qué nos depara 2015, yo ya me espero cualquier cosa. Lo único que está claro que no va a suceder es Brad Pitt protagonizando una película de Sony Pictures. Las cenas de Navidad de esa familia han debido ser preciosas.

10
0