When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

El verano de las series olvidadas por los Emmy

por Irene Otero.

Hace pocos días se celebraba en Los Ángeles la 68ª edición de los Premios Emmy con Juego de Tronos como gran vencedora de la noche. La guerra por el Trono de Hierro acumula ya 38 estatuillas en sus 6 temporadas y se convierte en la serie más premiada de la década. Aunque no podamos esperar a saber qué le traen los vientos de invierno a los Stark y a los Lannister, hay vida seriéfila después de los Siete Reinos y títulos como House of Cards, Fargo, Better call Saul, TransparentShameless o Master of none se repetían entre los nominados a lo largo de la noche.

 

Tommen no pudo esperar

Tommen no pudo esperar

Que las series están de moda no es ninguna novedad y este verano ha sido especialmente agradecido en lo que al género se refiere, con Stranger Things convertida en clásico instantáneo y nuevas temporadas de varias joyitas, a pesar de que la Academia de la Televisión se haya olvidado de ellas –o las haya excluido a conciencia- en esta edición… Si todavía no los has visto, pueden ser una buena terapia de choque para afrontar el final del verano y la vuelta a la realidad urbanita. Y no, no tienen nada de series de verano

El fenómeno Stranger Things

Stranger Things llamó la atención desde antes de su estreno por tratarse del regreso de Winona Ryder a la pantalla en un papel protagonista. Contar con el icono del cine de los noventa era una buena carta de presentación, pero Stranger Things nos tenía preparadas muchas otras sorpresas…

 

 

Y es que la serie ha sido en sí la gran sorpresa del verano, acaparando páginas y páginas de buenas críticas que alababan este homenaje al blockbuster de los 80 con esta historia de fenómenos paranormales en un pequeño pueblo de Indiana. Y es que en la trama de la serie, en sus personajes y en la realización se siente a Los Goonies, a Stephen King, a Steven Spielberg, a la Teniente Ripley o a Marty McFly. Poco se puede decir que no se haya dicho ya de esta serie que se sostiene con un elenco de actores inmejorable, encabezado por dos mujeres, Winona Forever y la joven Millie Bobby Brown, que ha enamorado a la audiencia en el papel de 011.

 

 

 

Si no la has visto te vas a quedar fuera de muchas conversaciones, y es que sus 8 episodios son toda un descubrimiento adictivo de la ciencia ficción más nostálgica…

La melancolía y Bojack Horseman

A finales de julio se estrenaba la tercera temporada de esta serie sobre un actor de sitcom venido a menos de la que ya habíamos hablado en sus anteriores temporadas y cuya segunda etapa, obra maestra, la catapultó al Olimpo de las series de animación. Bojack es mucho más que otra serie sobre un adulto en crisis existencial gracias a la profundidad con la que recoge los conflictos de sus protagonistas, a la sutileza del humor negrísimo que maneja y a esa especie de melancolía hipnótica que su atmósfera genera en el espectador.

 

 

Esta tercera temporada deja un poco más de lado la parodia del Star System de Hollywood – o más bien de Hollywoo- y se centra en sus personajes principales que parecen estar al borde del abismo después de una segunda temporada que sacaba a la luz sus peores miedos y contradicciones: el matrimonio de Diane y Mr. Peanutbutter, los fracasos laborales de Princess Carolyne o las adicciones de Sarah Lynn. Paradójicamente, esta tercera etapa, la etapa del triunfo de Bojack no deja de ser una mirada del camino que finalmente le lleva de la autodestrucción a la depresión rutilante.

Siempre lejos del melodrama y tan ácida como la sociedad que retrata, en esta tercera temporada podremos disfrutar de uno de los episodios más increíbles de toda la serie, Como pez fuera del agua. Pura poesía.

Prestad atención al cartel de su tercera: Soprano, Draper, Underwood, Horseman. Ahí queda eso.

El cartel que declaró la guerra a Colombia, con Narcos

No nos engañemos, Narcos no es una historia de personajes. No vamos a ver la deconstrucción del personaje de Pablo Escobar ni de sus sicarios, ni de los jefes de otros carteles. Narcos es pura trama, un juego grotesco de personajes reales moviendo fichas con el dinero y el poder como fin que justifica cualquier medio. El hombre que construyó un imperio en torno a la cocaína, el mismo que poseía el 10% de los billetes de 100$ que existían en todo el mundo, el que mató a 5000 personas en una guerra contra el estado en contra de la extradición, el padre de familia que voló un avión comercial por los aires en pleno vuelo -valga la redundancia, la polisemia y la aliteración- para matar al presidente de Colombia sin arrugarse el jersey a lo Cosby y que después se construyó su propia cárcel de lujo para saldar su deuda con la sociedad, Pablo Emilio Escobar Gaviria -léase con ese estupendo acento colombiano con el que lo pronunciaría el elegante Cartel de Cali- vuelve para mostrarnos su decadencia y la caída de su imperio en manos de sus enemigos.

 

 

Wagner Moura da vida al patrón, odiado y venerado a partes iguales, con mucha más soltura y menos acento brasileño que en la primera temporada y consigue hacer creíble lo increíble de esta historia real. En esta segunda etapa, el juego está totalmente por encima de los jugadores en una especia de Superyo de la delincuencia que puso en jaque a todo un país y a su gobierno. La segunda temporada de Narcos constituye un thriller frío y tenso cuyo punto fuerte es la fidelidad a la historia del narcotráfico en Colombia y por ende a la historia del narcotráfico en Occidente, en el que el tufillo de triunfo americano queda eclipsado por lo brutal de la trama. Lo mejor, los negocios entre los enemigos de Escobar, especialmente el Cartel de Cali que protagonizará la Temporada 3 de la serie.

SciFi salvaje con Rick and Morty

Estaba previsto que la tercera temporada de esta serie se estrenara este verano, pero parece que se retrasa a finales de año. Igualmente, para los que no la conocéis, se trata de uno de los productos más brillantes de los últimos años, gracias a sus guiones sobresalientes y políticamente incorrectos con una profundidad de personajes y de guión mucho mayor que Family Guy o Southpark.

 

 Adelanto de la tercera temporada

Rick y Morty, que se pensó inicialmente como el cortometraje Doc and Mharty en un homenaje gamberro a Back to the future, cuenta las aventuras de Rick, el hombre más listo del universo, capaz de construir naves espaciales, viajar entre dimensiones o congelar el tiempo mientras se lucra con el narcotráfico intergaláctico, participa en orgías con alienígenas parásitos o propicia paradojas espacio temporales irresolubles. En sus aventuras le acompaña su nieto, Morty, un joven tímido y racional con las hormonas en efervescencia adolescente y el resto de su disfuncional familia con la que acaba de encontrase después de 20 años.

 

 

Guiones absolutamente sobresalientes y llenos de mala leche, personajes trabajados y tramas muy locas hacen que esta serie se haya convertido en serie de culto. No podemos esperar a diciembre.

 

Feliz rentrée, serial lovers!!!!

12
0